Aceptar Nuestra Realidad

Comparte
  • 32
    Shares

“Aceptar sin poner etiquetas es también ser realistas y objetivos acerca de las posibilidades y capacidades de un hijo. Es entender que todos tenemos límites. Es reflexionar cada día acerca de nuestra humanidad y celebrar nuestra habilidad en vez de por siempre sufrir por los límites a los que todos estamos expuestos en nuestra calidad de seres humanos.
Vivir y amar con una discapacidad, o con una persona que tiene una, es encontrar nuevas maneras de celebrar la vida. Es abrir una gran puerta en nuestras mentes para aceptar la diversidad. Es hacer a un lado nuestros prejuicios y vivir vidas plenas de triunfos personales.” – Eliana Tardio

Entre Etiquetar A Un Hijo y Aceptar Su Diagnóstico Con Amor Por: Eliana Tardio

A veces como padres la sociedad nos exige un estilo de vida, un modo de vida específico. Llevándonos a obligar a nuestros hijos desde pequeños a hacer lo mismo. No permitiéndoles ser, ni vivir. Simplemente obligándonos indirectamente a enseñarles que deben ser como el resto.

Pero ¿qué sucede cuando ese niño o niña no es típico? Muchas veces estos padres reciben unas exigencias más grandes. Forzándolos socialmente a tratar de obligar a sus hijos a que sean como el resto. Logrando que estas familias vivan una vida de stress muy grandes.

Aceptar el hecho de que nuestro hijo o hija no es igual al resto es difícil. Pero se vuelve más difícil con una sociedad tan exigente. Cuando logras esas aceptación como padre o madre se tiene el reto de demostrar al mundo que no todos somos iguales. Y que ese niño o niña a pesar de que es distinto si aprende y si puede lograr lo que quiera proponerse.

Hace unos meses mi hijo me hizo una pregunta muy interesante, “¿Mamá yo soy distinto?“. Yo esperaba esa pregunta algún día pero no a sus 6 años. Claro, él ve que está en médicos y terapias y que quizás otros niños no. Mi contestación a eso fue: “Si, eres distinto” Me miró con cara de sorprendido y triste. Pero luego le dije: “Hijo, todos somos distintos. Dios nos hizo distintos a todos. O ¿Acaso eres igual a tu amiguito?” él me respondió: “No” a lo que le dije: “Si todos fuéramos iguales que aburrido seria este mundo. Todos somos distintos y muchos necesitan un poco de más ayuda que el resto. Y eso es lo que Papá y Mamá buscan, esa ayuda para ti.” Él me sonrió y continuamos caminando.

Aceptar nuestra realidad

Esto mi gente, son algunas de las cosas que nos a tocado vivir en los últimos años. Enfrentar a un sistema donde nos dice cómo debe ser nuestro niño según sus métricas, según sus regulaciones escolares específicas. Lograr encontrar aliados ha sido difícil. Educadores y especialistas que entiendan la diversidad, que te ayuden a luchar contra la sociedad de métricas es difícil, pero no imposible.

Hoy les digo, si se puede. Si existe esta comunidad escolar que cree en inclusión. Que cree en diversidad. Una comunidad escolar y especialistas que escuchan. Entienden. No es fácil pero los hay, hemos encontrado algunos. ¿Qué hay que mejorar muchas cosas? Si, pero hay un paso adelante en la sociedad.

Es por eso que hoy te invito a que aceptes. Aceptes que tu niño o niña es como es. A que mires lo maravilloso que es en su forma tal cual. Porque aún en su peor momento, algo bueno tiene esa personita. A aceptar y entender que todas esas terapias, visitas médicas, modificación escolar y medicaciones son para ayudarlos pero no a cambiarlos.

Te invito a contribuir en esta sociedad a que tenga una aceptación al TDAH. Y no solo a esta condición si no a todas estas condiciones distintas.  A aceptar que todos somos distintos. Porque ¿qué sería de este mundo si todos fuéramos iguales?

Cuando nosotros como padres aceptemos a nuestros niños tal cual como son, con sus debilidades y fortalezas, lograremos que esta sociedad también lo haga.

Te gustaría leer más sobre lo maravilloso de los TDAH, te invito a visitar nuestro post Lo Positivo del TDAH.

Síguenos en nuestras redes sociales.

Instagram andanzas por el adhd       Andanzas por el ADHD andanzas por el adhd


Comparte
  • 32
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *